IRURZUN»IRIBASENA»SANTIAGO

 

El primer documento que alude a la casa y sus afrontes es de 1606 en el que aparecen Miguel Irurzun y Miquela Artazcoz, amos de la casa. Miguel Irurzun fue hijo de Martín y nieto de otro Martin. Con este último comenzaremos la historia de la casa.

 

1ª Generación

Martín Irurzun. Habría nacido hacia 1500, no sabemos dónde. Tampoco conocemos  detalles de su matrimonio. Tuvo los siguientes hijos:

  1.   María Irurzun. Nacida hacia 1520 en Artazkoz. Se casó con Joanes Artazcoz.
  2.   Martín Irurzun. Nacido hacia 1534 en Artazkoz.

En un pleito por los asientos de la iglesia, se menciona en 1589 el perteneciente a la casa de los herederos de Martín Irurzun cerca del agua bendita.

2ª Generación

Martín Irurzun. Habría nacido hacia 1534. Tampoco conocemos detalles de su matrimonio. Tuvo los siguientes hijos:

  1.    Miguel Irurzun mayor. Nacido hacia 1558 en Artazkoz.
  2.    Miguel Irurzun menor. Nacido en Artazkoz.
  3.    Graciana Irurzun. Nacida en Artazkoz.

Aparece como testigo en varios procesos judiciales: En un conflicto entre pueblos por las hierbas de Sarbil en 1576. Otro sobre la reclamación de un vecino forano del pueblo en 1579. Otro de ese mismo año en una denuncia de los de Ibero contra los de Izkue por tala de árboles en la isla de Lapastia. Este fue un pleito sonado, en el que varios vecinos de Izkue tomaron a mano armada la isla de Lapastia, que estaba entre el camino que unía Ibero con Etxauri y el río. Al parecer, los de Izkue tenían derecho a pastar el ganado en aquella zona (no estaba claro si pertenecía a Sarbil), pero cortaron árboles, por lo que fueron denunciados y llevados a la cárcel de Iruña. Los acusados se defendían alegando que lo que habían hecho era limpiar la cequia del molino de Barazpea por orden del tesorero de la catedral. Fueron condenados a una multa y a reponer la isla como estaba.

El conflicto de Artazkoz con Sarbil se alargó durante muchas décadas. En un proceso finalizado en 1621 encontramos declaraciones de testigos desde 1576, año en el que aparece Martín. Los vecinos insistían en la gran deuda que el patrimonial real tenía con el pueblo tras haber talada una gran cantidad de árboles, más de 2.000 encinas,  en sus montes con destino al molino de la pólvora en la capital.

En 1579 aparece en un batzarre del pueblo en el que se trató sobre el pleito que sostenían con los de Izu a cuenta del goce de la facería de Bitartekoa. En concreto, trataron del amojonamiento de dicho monte. Los de Izu sostenían que siempre había sido suyo, sito dentro de sus términos y que los de Artazkoz solo lo disfrutaban previo pago de unos cuarteles por vecino. Por supuesto, los de Artazkoz defendían sus plenos derechos sobre Bitartekoa, alegaban que lindaba con su término y como prueba mostraban el amojonamiento realizado años antes (era el de Sarbil de 1526), pero los otros no admitían dichos mojones. Muy interesante toponimia, mencionando la endreza de bazarrecundea.

En 1585 Martín, junto con su vecino Juan Diez de Artazcoz, denunció a Martín Escolano por haber iniciado este la construcción de una presa, lo cual afectaba gravemente a las presas pesqueras de los demandantes.

En 1587 Martín tomó en arriendo la primicia del pueblo.

3ª Generación

Miguel Irurzun mayor. Nacido hacia 1558/62 en Artazkoz. Se casó en 1587 con Miguela Artazcoz (también aparece con el apellido Ollo). Hicieron sus capitulaciones matrimoniales el 29 de septiembre de dicho año, siendo testificadas por el escribano Martín Larragueta. Fueron padres de:

  1.      María Irurzun Artazcoz. Nacida hacia 1590 en Artazkoz. 
  2.      Gracian Irurzun Artazcoz. Nacido en Artazkoz hacia 1588. 
  3.      Juan Martín Irurzun Artazcoz. Nacido en Artazkoz.   

En 1593 figura en el batzarre que trató sobre los derechos de vecindad que reclamaba D. Alonso Artazcoz, beneficiado, por la casa que le vendieron los vecinos

En 1596 Miguel y Miguela son citados en la lista de cofrades de una cofradía del pueblo. Este mismo año Miguel era jurado, habiendo llegado a un compromiso con los de Izu por Bitartekoa.

En 1598 fue testigo en la reclamación de unos vecinos de su parte en el pago hecho por el fiscal y patrimonial real al pueblo en pago de la tala de árboles para la casa de las municiones y artillería de la fortaleza de la capital. Había sido un largo litigio de los vecinos con el virrey.  

En 1603 era jurado, cuando hicieron los cotos y paramentos entre Izkue y Artazkoz. En 1604 los vecinos acordaron conceder una licencia, junto con los de Izu, para hacer una calera en el facero de Bitartekoa. En 1605 aparece en un acuerdo para arrendar las hierbas de Sarbil al patrimonial real.

En 1606 se señala que la casa, llamada entonces de Miguel Yrurzun, afrontaba con la de Loperena

En la valoración de 1607 encontramos que esta pareja era dueña de una casa, 12 peonadas de viña, 27 robadas de tierra, un buey, un rocín y dos cochinas. Todo valorado en 133 ducados y 25 tarjas.

Un proceso finalizado en 1699 aporta interesante información sobre esta familia. Aparece el rolde de bienes de sus antepasados Miguel Irurzun y Miquela Artazcoz de 1613. Declaran: la casa afrontada con la del escribano Lope Perez de Artazcoz y calle; huerta afrontada con la casa, pieza de Lope y cerrado de D. Leon de Goñi y Peralta; 4 viñas; 16 piezas y bienes muebles. 

En 1619 tomó parte en la renovación del arriendo de las hierbas de Sarbil. Este mismo año declaraba como testigo en un enfrentamiento entre vecinos por la construcción en un corral en San Gregorio. Decía tener 56 años.  

En 1624 aparece en el nombramiento de capellán de la capellanía de Miquela. En 1629 Miguel era el sacristán.

De 1646 es el último documento en el que aparece. Ya tenía alrededor de 82 años. Muy probablemente fallecería por estas fechas.

Su hermano Miguel Irurzun menor se casó en primeras nupcias con María Irurzun. Fueron padres de dos hijos. Se casó en segundas nupcias con María Juan Zabalza. Vivieron en el pueblo como renteros. 

Su hermana Graciana Irurzun se casó con Miguel Perez de Eleta, vecino de Ibero.

4ª Generación

María Irurzun Artazcoz. Se casó en 1607 con Martín Yribas menor, residente en el pueblo. Hicieron los contratos matrimoniales el 17 de enero del mismo año, testificados por Lope Perez de Artazcoz. María heredó la casa nativa que afrontaba con la de Loperena y calle. Martín, por su parte, aportó dote de 80 ducados.  Fueron padres de:

               I.     Juan Martín Yribas Irurzun. Nacido en Artazkoz antes de 1611.

Unos días más tarde de los contratos, el 18 de marzo, los padres de María hicieron inventario de bienes. Declaran la casa afrontada con la del escribano Lope Perez de Artazcoz y calle; huerta afrontada con la casa, pieza de Lope y cerrado de D. Leon de Goñi y Peralta; 4 viñas; 16 piezas y bienes muebles.  

María Irurzun debió fallecer al poco tiempo, antes de 1613, fecha en la que su viudo se casa en segundas nupcias con María Martín Ezcurra, viuda de Martín Undiano y madre de María Undiano Ezcurra. Las capitulaciones las hicieron el uno de marzo de dicho año, ante Miguel Asiain. Como era habitual en las bodas entre viudos, acordaron casar al hijo de Martín, Juan Martín Yribas Yrurzun, con la hija de María Martin, María Undiano Ezcurra. De este segundo matrimonio no parece que hubo hijos.

Martín Iribas, cuyo origen desconocemos, debía estar trabajando en alguna casa del pueblo, siendo citado en 1605 como testigo en el testamento de María Erro dueña de Juandiezena, casa en la que bien podría estar de criado.  

En los años siguientes a la boda apenas hay menciones de esta pareja en la documentación. Sin duda, los amos mayores seguirían al mando de la casa. Además, Miguel Irurzun sobrevivió bastantes años a su su hija y yerno. Martín debió fallecer antes de 1629.

Durante esta generación la casa pasaría a llamarse de Iribasena.

5ª Generación

Juan Martín Iribas Irurzun. Se casó en 1629 conMaría Ibero Lerruz, nacida en Artazcoz en 1608, hija de Joanes y María, dueños de casa Juan de Ibero (futura Martxueta). Hicieron las capitulaciones ante Lope Pérez de Artazcoz el cinco de julio de ese año. Juan Martín  heredó la casa. Fueron padres de:

  1.  María Iribas Ibero. Bautizada en Artazkoz el 10 de junio de 1630. 
  2.  Joanes Iribas Ibero. Bautizado en Artazkoz el 9 de abril de 1632.  
  3.  María Juan Iribas Ibero. Bautizada en Artazkoz el 27 de agosto de 1634.  
  4.  Juana Iribas Ibero. Bautizada en Artazkoz el 9 de noviembre de 1636. 
  5.  Brianda Iribas Ibero. Bautizada en Artazkoz el 25 de diciembre de 1638.
  6.  María Iribas Ibero. Bautizada en Artazkoz el 10 de abril de 1640.
  7.  Lope Iribas Ibero. Bautizado en Artazkoz el 25 de octubre de 1643.  

Según un largo pleito que sostuvieron los hermanos Ibero por la herencia de sus padres, María se encontraba en 1620 en las huertas de la Rocha sirviendo, por lo que daba poder a su cuñado Joanes Marchueta para reclamar su legítima a su cuñada María Diez de Artazcoz y al padre de esta Juan Diez. 

De 1630 es un viejo pleito en el que María Diez de Artazcoz reclamaba una deuda a Joanes Marchueta. Este se defendía acusando a María Diez de haberse llevado hacía 11 años los provechos de los bienes de Ibero que eran de sus cuñadas María y Maria Garcia Ibero. Ver historia de Martxueta.

En 1632 hubo un acuerdo entre Juan Martin y su mujer María con Guillen y Joanes Marchueta. Estaba relacionado con el viejo conflicto que les enfrentaba a María Diez de Artazcoz. Iribas era entonces tutor de los hijos de esta. Un documento de 1632 nos presenta un requerimiento de Guillen a Iribas, este ya tutor de los hijos de Nicolás Ibero hermano de María.

En 1638 en el nombramiento de abad Juan Martin fue elegido árbitro. En este caso se eligieron cinco árbitros entre los vecinos para que procedieran al nombramiento con el fin de evitar conflictos.   

En 1643 y 1644 fue jurado. Este año de 1643, Joan Martín es mencionado en un largo proceso sobre los bienes del mayorazgo de los Goñi. Documento de gran interés, aparece el rolde de bienes de sus antepasados Miguel Irurzun y Miquela Artazcoz de 1613.   

En el apeo de 1646 Juan Martín era dueño y morador de la casa de Irurzun.

De 1650 es un pleito muy curioso. A Martín y María, un tal Miguel Saldias, vecino de Beruete y arriero, les denunció por impago de las cargas de sardinas que les entregó en la cuaresma del año anterior. Decía el arriero que la carga procedía de Miguel Argaña, vecino de Alli, y debía ser entregada a su hermana María Argaña, casada con Joanes Marchueta, mesoneros de la Rotxapea. Sale a relucir el hecho de que Iribas y María Ibero tenían posada en Artazkoz. Estos negaban la acusación, diciendo que la carga la habían llevado a la Rotxapea su hijo Joanes Irbas Ibero y una criada de Artazkoz. El asunto se enmarañó en un laberinto de entregas a desconocidas personas. Con todo este lío, no se sabe que habría sido de las sardinas. Aparece Joana Marchueta Mutiloa, hija de Joanes. También se cita a Martín Saldias y su mujer Joana Cizur, vecinos (probablemente parientes del arriero). La carga, en realidad, procedía de un tal Joanes Ocin vecino de Aia (Gipuzkoa). Los acusados fueron condenados a pagar. No sabemos exactamente el parentesco del Joanes Marchueta de la Rotxapea con los Marchueta de Artazkoz.

La casa de Iribas estaba cargada con dos censos de 50 ducados de la capellanía del licenciado Lizasoain en 1660.   

En 1663 batzarre para nombrar abad a D. Juan Martinez Artazcoz Ciriza (nombramiento que rechazó), por lo que nombraron a D. Garcia Herize. Este año Juan Martín hizo un inventario de ornamentos de la iglesia.  

En 1666 Juan Martín era primiciero y junto con el abad Garcia Herize encargó la realización de un nuevo retablo a su pariente el architero Juanes Ibero Diez de Artazcoz mayor, vecino de Ibero. Se recordaba que Ibero ya había recibido permiso para el retablo en 1657 y que disponía de otros 8 años para entregarlo.

En 1667 varios vecinos fueron demandados por impago de unas ejecutorias al escribano Juan Escolar. Se iba a proceder a embargar sus bienes, cuyos roldes figuran en el proceso. A Juan Martin y María les embargaron la casa, cuyos conocidos afrontes se describen, y una viña de 12 peonadas en monelartea (sic), sería Mendartea.

En el apeo de 1678 era dueño y vivía en la casa de su apellido

Juan Martín testó el 13 de mayo de 1681 ante Antonio Perez de Artazcoz. Mencionaba a su hija Joana casada con Pedro Lacarra en Ororbia que se caso de amores y no se le dio dote. Ahora parece arrepentirse y ordena que se le señalen. Heredero era el hijo Joanes.  

6ª Generación

Joanes Iribas Ibero. Se casó en 1669 con Josepha Elizondo Diez de Artazcoz, nacida el 21 de mayo de 1636 en el pueblo, hija de María Diez de Artazcoz, viuda de Nicolás Ibero Lerruz, y de su segundo marido Ramón Elizondo, dueños de Juandiezena. Los contratos se firmaron el 24 de marzo de 1669 ante Martin Pérez de Artazcoz. Joanes heredó la casa nativa.  Tuvieron a:

  1.   María Antonia de Yribas Elizondo, nacida en Artazkoz el 25de marzo de 1672. 
  2.   Juana María de Yribas Elizondo, nacida Artazkoz el 3 de mayo de 1674. 

En un proceso de 1683 sobre heridas en una cencerrada, se dice que Joanes salió fiador del acusado Miguel Guernica, preso en las cárceles de Iruña, del cual era cuñado.

En 1688 a Joanes su hermana Juana, casada en Ororbia con Pedro Lacarra, le reclamó los bienes que habían dejado sus padres Juan Martin Yribas y María Ibero. Joanes alegaba que se los había donado cuando se casó con Josepha Elizondo y que había repudiado los del padre y aceptado los de la madre. Hacía inventario en el que aparecía la casa afrontada con corral de Loperena y camino de Izkue. Enfrente una huerta cerrada afrontada con un cerrado del mayorazgo de Leon Goñi Peralta. Este mismo año era regidor, cuando trataron del conflicto con los de Asiain al haberles denunciado estos por sacar piedras y lipmpiar la madre del ríoen la parte de Bustinchuri. Aparece el término Varazzeeunza.   

Josepha testó el 27 de abril de 1692. Josepha ya había fallecido para 1695.

En 1694 Joanes era regidor en el arriendo de las hierbas a Oreyan por 13 ducados de renta.  Este año le reclamaron al pueblo una vieja deuda derivada de la compra en 1624 de una casa a D. Pedro Udabe, casa que había sido de sus padres María Juan Labayen y Batista Udabe. El censo los debían al cabildo de San Juan. Joanes declaraba que tenía más de 70 años y que siempre habían pagado el interés. Se recordaba que el libro de cuentas del pueblo comenzó en 1661 y se guardaba en casa Antoki (Joseph Oreyan, maestro sastre). También se recordaba que la casa del concejo había sido dada en arriendo en 1667.  

Su hermana María Juan Iribas Ibero se casó a Monreal con Miguel Equisoain Zabalegui o Indurain, nacido en dicho pueblo, donde vivieron.

Su hermana Juana Iribas Ibero se casó con Pedro Lacarra vecino de Ororbia. Según declaraban sus padres se casó de amores y no se le dio dote. Vivieron en Ororbia.

Recordemos que Miguel Guernica era cuñado, luego se casaría con otra María o Brianda.

Finalmente, está su hermano Lope Iribas Ibero. Sospechamos que pudo ser el clérigo que residía en Mdrid en 1673, cuando los vecinos del pueblo le dieron un poder para que gestionase el pago de una deuda por parte del rey, deuda derivada de una gran tala de árboles realizada en el monte con destino a la fortaleza del castillo y el molino de la pólvora de la capital. Pedían que se les concediese el goce perpetuo de Sarbil.

7ª Generación

Maria Antonia de Yribas Elizondo. Se casó en 1695 con Martin Salvador Muru, nacido en Ubani hacia 1665, hijo de Pedro y María (Ubani). Los contratos los hicieron el tres de febrero de dicho es ante Martín Perez de Artazcoz. Para esa fecha María Josepha ya había fallecido. Sus tíos Juan Elizondo y Pedro Lacarra le nombraban heredera de la casa Iribas. Fueron padres de:

  1. Juan Francisco Salvador Yribas bautizado en Artazcoz el 23 de mayo de 1696.

María Antonia testó ante Martín Perez de Artazcoz el seis de abril de 1701. Decía ser dueña de casa Iribas. Citaba a su hijo Juan Francisco, a su hermana Juana María y nombraba heredero al citado hijo. Si este falleciese antes, la heredera sería su hermana. Poco después, el 26 de abril fallecía.  

En un rolde de gentes de armas de 1706 vemos en casa Iribas a Martín Salbador, con Francisco Senosiain y Joseph Saldise, sus criados. Había 28 hombres de armas en el pueblo (este recuento, obviamente, guarda relación con la leva por la guerra de Sucesión). 

Tras quedar viudo Martín Salbador Muru repitió matrimonio en 1708 con María (o Juana) Esparza Rocafort, nacida en Iza, hija de Miguel y Josepha. Hicieron las capitulaciones el 10 de enero de dicho año ante Martín Perez de Artazcoz. Como era habitual, se acordó casar Juan Francisco Salvador (entonces de 12 años) con una sobrina de Joana Esparza, hermana de María. Martín aportó la casa de Iribasena. Joana Esparza era viuda de Miguel Goñi (Izu).  

Florencio Idoate recoge un pleito de 1716 de los vecinos contra el recibidor de la merindad de Pamplona a cuenta de las pechas que, desde antiguo, pechaban los infanzones de abarca del lugar. Eran 48 reales por las 8 galletas de vino de la pecha. Dice Idoate, que eran 22 vecinos y de ellos solo habían pagado tal pecha tres casas: la de Juan Martin Iribas, Marchuetarena y Aizcorberena.

El hijo Juan Francisco Salvador Yribas testó el 24 de junio de 1719. Declaraba que quería ser enterrado en la sepultura de casa Iribasena donde esta su madre Maria Antonia. Nombraba heredero a su padre Martín y a su segunda mujer Juana Esparza. Introducía una condición: si Martin Joseph Paternain, hijo de su tía María Fermina (Undiano), se casara con una hija de su otra tía Juana María (la de Ororbia casada con un Gamio) (salvo una se las hijas que estaba impedida), estos serían los herederos. Si esto no se cumpliese, que su padre Martin nombre herederos a partes iguales entre hijo/hija de Gamio y Paternain. Ninguno de los dos emparejamientos previstos en los contratos matrimoniales de Martín Salvador y en el testamento de su hijo, se llevaron a efecto.

En 1723 encontramos a Martín como representante de Iribasena eligiendo abad a D. Joseph Ziriza.  

Interesante proceso en 1725. Resulta que Martín había sido denunciado por los vecinos, jurados y concejo por haber convertido su casa en hospedería y ospedar gente en su casa llamada de Iribasena. Le multaron con 4 reales y en prenda le tomaron las layas. Martín se defendió llevando a juicio al pueblo y reclamando la devolución de dichos aperos por ser instrumentos precisos para la labranza.

Uno de estos años debió fallecer su segunda esposa, Joana María Esparza y Martín contrajo un tercer matrimonio en 1726 con Juana Miguel Armendariz Mendia, nacida en el vecino Izkue el 29 de octubre de 1680, hija de Juanes y Berona, dueños de casa Zurgiñenekoa de dicho pueblo. Hicieron sus contratos matrimoniales el 10 de abril de dicho año en Izkue, siendo testificados por el escribano Eugenio Azcarate. Juana Miguel era viuda de Pedro Ayerra. Al mismo tiempo que se casaron Juana Armendariz y Martin Salbador, lo hicieron Juan Miguel Erroz, sobrino de Juana (hijo de su hermana Graciosa Armendariz y Pedro Martin Erroz), y Mari Miguel Gamio Iribas, natural de Ororbia, hija de Joseph Gamio y Juana María Iribas  y sobrina de Martín Salbador. Estamos, por tanto, se trata de la típica boda entre viudos, quienes acuerdan casar también a sus familiares, en este caso a dos sobrinos, ya que Juana no había tenido hijos y el único de Martin, Juan Francisco Salbador Iribas ye hemos visto que había muerto para esta fecha.

Este extenso y complejo contrato matrimonial va recordando anteriores documentos, como el testamento del fallecido Juan Francisco Salvador, en los que se nombran posibles herederos a sus primos Paternain y Gamio. Martin Joseph Paternain era uno de los candidatos, pero su renuncia a casarse con una de las Gamio Iribas (se casó con María Senosiain sin permiso de Martin Salvador), hizo que la herencia pasara a Mari Miguel Gamio Iribas. Su tío Martín Salvador le donó la casa de Iribasena. La boda que acabamos de ver obligó a Martín Salvador y a Juana Migule Armendariz, apenas un mes más tarde, a presentar un inventario de bienes de su casa Iribasena. Una vez más aparecen los afrontes: casa de Manuel Mendigaña (Loperena) y camino de Izkue; había una huerta cerrada de media robada afrontada con pieza del mayorazgo de los Goñi y otra de Mendigaña; piezas, viñas, ropa, aperos, ganado, créditos, etc. Por su parte, Juana Miguel hizo su propio inventario de bienes que donaba a su sobrino.  

Apeo de 1727: dueño de Iribasena, Martín Salbador.

Su hermana Juana Maria de Yribas se casó en 1707 con Joseph Gamio Arteta vecino de Ororbia donde vivieron. Una de sus hijas,Mari Miguel (Michaela) Gamio Iribas, fue la ya mencionada heredera de casa Iribasena de su tía.

8ª Generación

Maria Michaela Gamio Yribas bautizada en Ororbia el 4 de abril de 1708. Se casó en 1726 a Artazkoz con Juan Miguel Erroz Armendariz, bautizado en Izkue 16 de diciembre de 1698, hijo de Pedro Martín y Graciosa, dueños de casa Zurgiñenekoa. Ya se han detallado los contratos matrimoniales y su nombramiento como heredera. Fueron padres de:

  1.    Francisco Martin Erroz Gamio bautizado en Artazkoz el 18 de julio de 1731. 
  2.    Joseph Erroz Gamio bautizado en Artazkoz el 18 de septiembre de 1734.  
  3.    Joseph Antonio Erroz Gamio bautizado en Artazkoz el 17 de octubre de 1737.  
  4.    Juana María Erroz Gamio bautizada en Artazkoz el 4 de abril de 1740.   
  5.    María Juliana Erroz Gamio bautizada en Artazkoz el 31 de enero de 1743.    
  6.    María Antonia Erroz Gamio bautizada en Artazkoz el 22 de noviembre de 1745. 
  7.    Francisco Babil Erroz Gamio bautizado en Artazkoz el 25 de enero de 1751.  
  8.    María Phelipa Erroz Gamio bautizada en Artazkoz el 21 de enero de 1753.   

En 1732 y 1733 Juan Miguel era regidor, teniendo que presentar las cuentas del pueblo ante el Real Consejo, cuentas que ascendían a 112 y 62 reales, respectivamente. En 1749 representaba al pueblo en la Cendea.  

Hay muy poca documentación de esta pareja.

 9ª Generación

María Juliana Erroz Gamio. Se casó en 1763 con Juan Miguel Ollacarizqueta Sarasate, nacido en Arazuri en 1841, hijo de Phelipe y María Ramos. Hicieron las capitulaciones el 21 de marzo ante el escribano de Etxauri Juan Andres Huici. María Juliana es nombrada heredera. Fueron padres de:

  1. Juana María Ollacarizqueta Erroz, bautizada en Artazkoz el 14 de mayo 1764.
  2. María Francisca Ollacarizqueta Erroz, bautizada en Artazkoz el 6 de octubre 1766. 

En 1769 aparece en un batzarre sobre los daños que el ganado hacía en los campos.  

En 1772 el pueblo arrastraba una deuda de hacía 80 años, de 1692/93 en concreto. En aquellos años las nubadas del verano habían arrasado las cosechas, viéndose los vecinos en la necesidad de tomar un crédito de 500 ducados sobre las hierbas, aguas y una pieza concejil. Hubo reparto de cantidades sobre las que respondía cada casa. En aquelos años el dueño de Iribasena era Joanes Iribas. Ahora, en 1772, quedaba una parte todavía sin pagar, por lo que se hace nuevo reparto con plazos para terminar de luir el censo. Juan Miguel debía asumir el pago de 14,5 cuarteles de trigo durante siete años, resto de los 29 ducados que asumió su antepasado Iribas.

En 1782 Juan Miguel intervino en el pleito entre el pueblo e Izu por un carneamiento de Bitartekoa. En otro pleito sobre carneamiento en el monte del pueblo declaraba ser de 44 años en 1785. 

Estos años la casa debía funcionar como mesón. En 1790 el pueblo reconocía que no había mesón oficial, pero que Ollacarizqueta hacía sus funciones. Los vecinos decidieron sacar a arriendo dicho servicio y el de la taberna por 5 años, quedándoselo Manuel Elizondo a cambio de luir un censo de 50 ducados más otros pagos. 

Su hermano Francisco Martin Erroz Gamio se casó el 20 de junio de 1757 con Maria Mathias Artazcoz Lezeta, bautizada en Izkue el 24 de febrero de 1733, hija de los dueños de casa Ramonekoa. Vivieron en Ororbia.

Su hermana María Antonia Erroz Gamio se casó en 1772 con Manuel (Manuel Dámaso) Elizondo Artazcoz, nacido en Artazkoz el 1 de enero de 1747, hijo de losdueños de Juandiezena/Elizondorena, casa que heredó Manuel. Ver historia de esta casa.

10ª Generación

Juana María Ollacarizqueta Erroz, bautizada en Artazkoz el 14 de mayo 1764. Se casó en 1791 con Miguel Francisco Urtasun Goñi, nacido en Eriete el cuatro de diciembre de 1761, hijo de Lucas y María Josepha. Hicieron sus contratos matrimoniales el seis de junio de dicho año ante Bruno Ulzurrun. Juana María heredaba la casa cuyos afrontes entonces eran; casa de Francisco Arce (Loperena) y camino de Izkue. Además, una huerta cerrada enfrente, 39 fincas, ropa, ganado, grano, aperos, etc. Tuvieron los siguientes hijos:

  1. Josef Xavier Julian Urtasun Ollacarizqueta nacido el 29 de abril de 1792.  Debió morir párvulo.  
  2.  Miguel Francisco Damaso Urtasun Ollacarizqueta nacido el 11 de diciembre de 1793. Es mencionado e un proceso de 1833. Estaba preso.
  3.  Josef Antonio Mathias Urtasun Ollacarizqueta nacido el 17 de marzo de 1796.  
  4.  María Francisca Antonia Urtasun Ollacarizqueta nacida el 3 de diciembre de 1798.  
  5.  Josef Francisco Antonio Urtasun Ollacarizqueta nacido el 29 de noviembre de 1801.  Debió morir párvulo.

En 1796 era regidor cuando contrató, con el abad y el otro regidor, a Francisco Landa para dorar el retablo por 500 pesos. Esta obra debía ejecutarse en cinco meses. Seguía de regidor al año siguiente, 1797. Sacó en arriendo la pesca, concedido a Francisco Arce por 6,5 pesos de renta anual. Los vecinos podían seguir pescando.  

En 1803 se retomó el arreglo del puente ya mencionado en 1790. Decidieron tomar dos censos de 200 y 196 ducados de censo y roturar las 100 robadas de monte comunal para darlas en arriendo éntrelos 13 vecinos. Deberían pagar 52 robos de trigo por año y vecino.  

El 18 de julio de 1802 falleció Juana María Ollacarizqueta y Miguel, a finales del año siguiente, tuvo que hacer el correspondiente inventario de bienes. Se repiten los afrontes de la casa y la huerta enfrente cerrada. Tenía 46 piezas y 5 viñas. No había borda. Este inventario  guarda relación con el segundo matrimonio de Miguel Francisco. Pocos días después recibía el consentimiento para repetir matrimonio a la casa y bienes de su difunta mujer. Al morir Juana María dejaba tres hijos: Miguel Francisco, de 9 años, Damaso y Josef Antonio. Por tanto, Josef  Xavier y Josef Francisco habían muerto.  

En noviembre de 1803 Miguel Francisco se casó con Manuela Perez Goñi, nacida en Olza, hija de Juan Josef y Michaela. Gracias a un posterior proceso, de 1817, tenemos información de estos contratos matrimoniales. Se mencionaba el permiso que tuvo que pedir Urtasun para poder repetir casamiento a casa de su difunta. Igualmente, se disponían las típicas cláusulas de salvaguarda del patrimonio para los hijos del primer matrimonio: deben conservar los bienes para los menores y cuando estos lleguen a la edad competente deben entregarles. Tuvieron los siguientes hijos:

  1.   Josef María Urtasun Perez nacido el 15 de agosto de 1805.  
  2.   Francisco Antonio Nicomedes Urtasun Perez nacido el 17 de septiembre de 1807.
  3.   María Serapia Urtasun Perez nacida el 15 de noviembre de 1809.  
  4.   Petra Nicolasa Urtasun Perez nacida el 28 de noviembre de 1811.  
  5.   Josef Joaquin Urtasun Perez nacido el 15 de junio de 1815.     
  6.   Josefa Antonia Leona Urtasun Perez nacida el 13 de abril de 1818.                       

En 1808 Miguel y sus vecinos acordaron suprimir el beneficiado de la iglesia y pedir, a cambio, dotar mejor al  maestro. Se recordaba que hasta 10 años antes había habido dos beneficiados. Al año siguiente firmaba la adhesión a Bonaparte, figurando entre los que sabían firmar.

En 1818 se casaba su hijo y heredero Josef Antonio, viéndose obligados Miguel y Manuela a abandonar la casa. Dsconocemos la nueva casa en la que se instalarían (no figura ninguna otra en el inventario), pero sí que siguieron viviendo en el pueblo, en el que aparecen en 1821 en un préstamo de trigo.  

11ª Generación

Josef Antonio Mathias Urtasun Ollacarizqueta. Se casó en Beriain el 16 de febrero de 1818 con María Francisca Sorbet Zunzarren, nacida en Badostain el 31 de diciembre de1795). Tuvieron los siguientes hijos:

  1. María Josefa Carmen Urtasun Sorbet, bautizada en Artazkoz el 20 de diciembre de 1818.
  2. Josef Francisco Ziriaco Urtasun Sorbet, bautizado en Artazkoz el 10 de agosto de 1822.
  3. María Antonia Elias Urtasun Sorbet, bautizada en Artazkoz el 22 de julio de 1824.
  4. María Xaviera Antonia Urtasun Sorbet, bautizada en Artazkoz el 19 de enero de 1827.
  5. Pedro Antonio Urtasun Sorbet, bautizado en Artazkoz el 1 de enero de 1829.
  6. María Bonifacia Ramona Urtasun Sorbet, bautizada en Artazkoz el 14 de mayo de 1832.  
  7. María Agueda Urtasun Sorbet, bautizada en Artazkoz el 5 de febrero de 1834.  

En 1817 finalizó un proceso en el que Josef Antonio, acuciado por deudas, pedía permiso para vender patrimonio. Contiene información muy interesante sobre la historia familiar reciente. Ya hemos citado algunas cláusulas del segundo matrimonio del padre. Ese año de 1817 solo vivía su hermano Dámaso, a quien tenía que dotar con 400 pesos. A esto se sumaban dudas de la herencia. Por lo que solicitaba permiso para vender, permiso que le fue concedido por la Corte. 

Tras la boda de Josef, comenzaron los conflictos con su padre y madrastra, lo cual desembocó en un pleito que estos le pusieron reclamándole la devolución de sus bienes propios y en concreto de la dote que María Manuela Perez había llevado al matrimonio. Los amos viejos habían tenido que abandonar la casa de Iribasena (no sabemos a dónde fueron a vivir), sin apenas recuperar algunos bienes: María solo ha sacado la cama y poco más. Aparecen argumentaciones jurídicas curiosas: José Antonio no podía ser heredero porque no había muerto su padre, a los sumo sería donatario, pero como la casa era de su madre tampoco puede ser donatario de su padre. Total, que desconocemos cómo terminó el pleito familiar.

En 1828 participó Joseph Antonio como dueño de la casa en la elección de nuevo abad, cargo que recayó en D. Manuel Martinez de Arizala, sucesor de D. Juan Francisco Arraiza. No aparece su padre.  

En 1830 el heredero del difunto abad D. Juan Francisco Arraiza reclamaba a José Antonio el pago del arriendo de tres piezas. Este año de 1830 aparece la casa Iribasena como Ollacarizqueta.  

En 1833 Antonio y su hermano Dámaso, junto con otros tres vecinos estuvieron 14 días en la cárcel de Pamplona por una deuda.  

Por un pleito de 1833 conocemos que Francisca y Antonio tenían la taberna del pueblo. Unos vecinos se habían liado a golpes estando un domingo en la taberna, resultando herido José Donazar y Juan Miguel Larumbe. Este pleito aparece en la historia de casa Matxueta.  

En 1836 era regidor en plena guerra carlista, representando al pueblo en el ayuntamiento. Tuvo que buscar dinero, junto con los otros pueblos de la Cendea. Durante estos años aparecen siempre los mismos problemas: cómo buscar censos para pagar los censos anteriores no pagados y evitar los embargos.  

Años desgraciados para casi todo el vecindario. En 1844 Josef Antonio ve cómo le embargan seis piezas de casa Iribasena. El acreedor era uno de Arazuri, sucesor del prestamista que dio un censo en 1772 de 200 ducados a Juan Miguel Erroz, dueño entonces de Iribasena. Al no pagar, su sucesor Urtasun tuvo que asumir una deuda que se elevó a los 2.266 reales, siendo embargado para pagarla. Al parecer, tras el embargo, al menos pudo retener en arriendo las piezas.

En 1846 vendieron piezas a Salvador Aznariz y Manuela Perez de Zabalza, dueños de Belaskoainekoa de Izkue.  

No sabemos que pudo suceder en estos últimos años, pero en abril de 1850 José Antonio se encontraba preso en el correccional de Zaragoza. Informaba el juzgado de Pamplona a Francisca que su marido estaba en dicho presidio a causa de desobediencia al alcalde. Al año siguiente, ya estaba en al pueblo. 

Por un documento de 1856 sabemos que Francisca ya había fallecido para este año.  

No hay más documentos sobre José Antonio Urtasun, quien seguramente fallecería en los primeros años de la década de los 60.

Tres de sus medio hermanos se casaron y vivieron en el pueblo: Francisco Antonio Nicomedes con María Agustina Garriz Arrastia; Josef Joaquin con la heredera de casa Izpura, María Sebastiana Izpura Orella; Josefa Antonia Leona con Fermín Ugalde Aldave, nacido en Ibero (debieron vivir en casa Ugalde). 

12ª Generación

María Bonifacia Ramona Urtasun Sorbet. Se casó en Artazkoz el 12 de noviembre de 1860 con Gregorio Garriz Andueza (Asiain) hijo de José y Francisca. Fueron padres de:

  1. Jose Manuel Garriz Urtasun, bautizado en Artazkoz el 17 de junio de 1861.
  2. Javier Celedonio Garriz Urtasun, bautizado en Artazkoz el 3 de marzo de 1869.

En 1868, gracias a un inventario del dueño de Loperena/Arce encontramos que la casa Iribasena era de Gregorio Garriz. Por tanto, debió heredarla su mujer María Xaviera Urtasun.

En 1878 figuraba como pastor cuando compró dos piezas a Nicasia Villanueva Larumbe. En 1892 vuelven a nombrarlo como dueño de la casa.

En cuanto a sus hermanos: María Antonia Elias Urtasun Sorbet se casó en Artazkoz el 7 de febrero de 1848 con Esteban Saldias Muguerza, nacido en Ochovi. Vivieron en el pueblo; María Xaviera Antonia Urtasun Sorbet, casada con José Miguel Aldaz Azpiroz. Vivieron en Izkue; María Agueda Urtasun Sorbet se casó en Artazkoz el 13 de octubre de 1862 con Cándido Zubieta Cemborain (Etxauri) hijo de José y Fermina. Vivieron en Etxauri.

13ª Generación

Jose Manuel Garriz Urtasun. Debió ser el heredero. Casado el cuatro de enero de 1889 en Munarriz con Francisca Anocibar Hernandez, nacida en dicho pueblo el 3 de abril de 1863. Fueron padres de:

  1. Bonifacio Garriz Anocibar, bautizado en Munarriz el 14 de agosto de 1894.  
  2. Petra Garriz Anocibar, bautizada en Munarriz el 30 de abril de 1897. 
  3. Concepcion Garriz Anocibar, bautizada en Munarriz el 8 de diciembre de 1899. 
  4. Eugenia Garriz Anocibar, bautizada en Munarriz el 26 de mayo de 1902.  Casada con Benito Imaz Sagues. Vivieron en Munarriz. Falleció en1981.