ZIZURRENA

Al tirar del hilo del apellido Lezeta nos topamos en 1744 con los Zizur, familia que se instaló en casa Martxueta y Zizurrena. Los Lezeta estaban relacionados con los de Zizurrena, sus predecesores en la historia de la casa.

García Zizur es la persona más antigua que hemos encontrado en el pueblo y con él empezaremos la historia de la casa.

Antes de la llegada de Joseph Lezeta en 1744 a la casa de Zizurrena, ya existía el apellido Lezeta en el pueblo. Por los documentos consultados, a comienzos del siglo XVII había un cantero, Joanes Leceta, es decir, más de un siglo antes que Joseph.

De todas formas, estos Lezetas es casi seguro que procedían de un mismo tronco, de los Lezeta, o mejor Perez de Lezeta, oriundos de “Nuevo Lezeta” o “Cuevas de Arana” en Ullibarri-Arana (Alava). Su llegada a la Cuenca tiene lugar hacia 1595, cuando aparecieron en Eriete varios miembros de esta familia encabezados por Pedro Perez de Leceta, canónigo de Valencia, quien compró el palacio y lo donó a su hermana María en 1597. También se instalaron en Eriete sus primos, el abad Francisco Perez de Lezeta y su hermano el licenciado D. Martín.   (ANTZINA, 10: 55). El rico canónigo compró el palacio a los jesuitas, tras apropiarse estos del mimo al ejecutar una hipoteca.

De esta rama de Eriete descienden los de Izkue, que luego pasarían a Artazkoz hacia 1744. Pero no podemos asegurar con plena certeza que el cantero Joanes fuese de la familia.

1ª. Generación

García Zizur. Nació hacia 1590, pero no sabemos dónde. Se casó hacia 1617 con Gracia Satrustegui Izu, nacida en Izu, hija de Martín Satrustegui Paternain y de su primera mujer María Izu, de casa Satrustegirena de Izu. Hay que dudar de la fecha de la boda, puesto que antes de 1611 no hay registros bautismales. También es posible que Gracia fuese hija de Martín y Brianda Lizasoain. En 1615 se casó un Martin Satrustegui menor, hijo de Martín mayor con Brianda Lizasoain y en los contratos decían tener otros hijos: Graciana, Brianda y Joanes. Fueron padres de:

  1. María Zizur Satrustegui bautizada en Artazkoz el 21 de febrero de 1618. 
  2. Joanes Zizur Satrustegui bautizado en Artazkoz el 15 de octubre de 1620. Citado en los contratos de su hermano Martín Perez menor en 1660 como residente en Asiain.
  3.  Gracia Zizur Satrustegui bautizada en Artazkoz el 24 de marzo de 1624. 
  4.   Martín Perez Zizur Satrustegui mayor, bautizado en Artazkoz el 8 de diciembre de 1627. 
  5.   Martín Perez Zizur Satrustegui menor. Hubo otro Martín, según el contrato matrimonial de Martín menor de 1660.  

Por el documento de 1596 sobre la cofradía de San Salbador, los Zizur no aparecen en el pueblo en aquellas fechas. Si están los Satrustegui, Martin mediano y su hijo Martin menor casado con Brianda Artazcoz, su segunda mujer. Hay que sospechar que Martín Zizur vendría de fuera. Al menos en los primeros hijos los padres figuran como habitantes, es decir, sin derecho a vecindad.

En 1619 hay un interesante testamento de María Artazcoz, mujer de Juan Elduayen, soldado del castillo viejo de Iruñea, e hijastra de Martin Satustegui, vecino de Izu. El testamento lo hizo en Artazcoz ante Fermín Lizasoain. En él declaraba que tenía una hermanastra Graciana casada con García Cizur y una hermana Brianda Artazcoz (ya difunta). A Graciana la nombraba heredra universal, pero no consta que hubiera casa. Por otros documentos, el padrastro Martín Satrustegui, debió casarse en segundas nupcias con Brianda Lizasoain, pero no sabemos si esta fue la madre de la testadora.

En 1624 los vecinos compraron una casa en el pueblo a D. Antonio Udave (Pamplona), para lo cual tuvieron que pedir un censo, viéndose obligados a hipotecar sus bienes. García, que era jurado del pueblo, y Gracia solo aparecen hipotecando una viña y una pieza, sin casa, a diferencia de los demás firmantes.

Para pagar el censo citado, el pueblo tuvo que vender en 1626 parte de la casa comprada. En concreto, ¼ de la misma lo compró Juanes Diez de Artazcoz y otra parte García y Graciana. La venta fue tasada por canteros y fusteros. Salió fiador Martín Satrustegui mayor, vecino de Izu y padre de Graciana. Es casi seguro que esta sea la casa que en adelante se llamaría de Zizurrena.

En 1629 era también jurado, figurando en una escritura de arriendo de hierbas.

Hacia 1630 murió Garcia, figurando Gracia ya viuda en un documento de 1631. En él dice Gracia Satrustegui que era hermana, y heredera, de María Artazcoz, mujer de Martin Oñati.

En un contrato matrimonial de Tresa Diez de Artazcoz con Pascual Ochoa de Olza de 1639, se dice que Tresa aportó una casa en Artazcoz que afrontaba con la de los “herederos de Garcia Cizur”. En relación a esto último, en el apeo de 1646, se dice que la casa de Pascual Ochoa de Olza se llamaba Bardoz y que afrontaba con la de “unos menores”, estando ocupada como morador por Guillem Marchueta. Sin duda, se trataba de la de los hijos de Gracia y García. No sabemos si vivían en ella, ni qué había sido de la madre.  Este Guillem Marchueta era cuñado de un Martín Zizur Elcarte, natural de Iza. Podría ser pariente de nuestro García.

Hay que suponer que, tras la muerte de los padres, los hijos, todavía menores de edad, quedarían bajo la tutela de algún familiar. Por lo que veremos en la siguiente generación, estos tutores debieron ser los dueños de Satrustegirena de Izu, Pedro Beasoain y Catalina Satrustegui. Catalina era hermana de Gracia.

2ª. Generación

Martín Perez Zizur Satrustegui mayor. No sabemos a ciencia cierta cuál de los dos Martín nació en 1627. Este Martín estaba residiendo en Undiano en 1655, cuando fue acusado de estupro, y también en 1660, cuando los contratos matrimoniales de su hermano Martín menor.

Centrándonos en el primer documento, vemos que Martín mayor fue acusado de estupro por María Roncal, moza natural de Ibero, hija de Juan y Mari Juan. Era el típico juicio por unas relaciones con promesa matrimonial incumplida, que habían desembocado en el embarazo de María. Por las declaraciones, se sabe que María estuvo de criada en casa Pascualena de Undiano y Martín entonces también residía en dicho pueblo. Hay expresiones curiosas de algunos declarantes: que Martín entraba en casa de los amos a diferentes tiempos y horas y solia andar a “borroquetes” con la quejante abrazándola y vesandola. A pesar de que Martín negó toda relación, la Corte le condenó a casarse o, en su defecto, a pagar dote de 100 ducados a María.

Parece ser, aunque no hemos encontrado los contratos matrimoniales, que Martín optó por la boda en vez de la dote y se casó con María Juan, según se colige de la documentación posterior. En 1665 encontramos un convenio, según el cual Martín mayor y María Juan Roncal ya estaban casados y eran dueños de la casa de sus tíos Satrustegirena de Izu. La casa la recibieron por donación de sus tíos Pedro Beasoain y Catalina Satrustegui. Por tanto, cabe pensar que estos amos viejos no tendrían descendencia directa. En este citado convenio, Martín mayor donaba la casa nativa de Artazkoz, Zizurrena, a su hermano Martín menor, quien estaba entonces de rentero en casa Remonena de Artazkoz. Es decir, la casa la había heredado Martín mayor, aunque no sabemos quién le nombró heredero, puesto que los padres fallecieron ab intestato. Martín mayor y María Juan Roncal pasaron a vivir a Izu.  

Martín Perez Zizur Satrustegui menor. Se casó en 1660 con Maria Joana Sarasa Ybero, nacida en Izkue, hija de Joanes y María, dueños de casa Iturrikoa. Hicieron los contratos el 14 de marzo de dicho año ante Martín Perez de Artazcoz. 

Llama la atención el hecho de que Martín menor no aporte casa, así como la residencia de los tres hermanos, ninguno en Artazkoz. Por los últimos documentos, la pareja se estableció, al menos al principio, en Izu. Más tarde pasarían a Artazkoz, donde nacerían sus hijos. Recordemos que hacia 1665 su hermano le donaría la casa de Zizurrena. Fueron padres de:

  1. Mari Juan Cizur Sarasa, bautizado en Artazkoz el 15 de octubre de 1666. 
  2. Geronimo Cizur Sarasa, Bautizado en la Trinidad de Arre el 15 de marzo de 1669. 

En 1663 alquilaron la casa y tierras de Remonena de  Artazkoz (actual Orokieta o Labayen). Se la alquiló D, Martín Olondriz (Pamplona), a la sazón tutor de los hijos del licenciado Miguel Olondriz (hermano), el cual había adquirido dicha casa por deudas de sus dueños anteriores. También arrendaron la casa de enfrente (Dorrekoa) con su bodega y otra que Olondriz tenía pegante a la de Antoki. Salieron fiadores, su hermano Martín Cizur mayor (ya dueño de Satrustegirena de Izu) y su suegro Joanes Sarasa. Por tanto, Este Martín mayor debió casarse y heredar la casa de Izu en estos primeros años de la década.

Ya hemos visto que Martín menor y  María Joana recibieron en diciembre de 1665 la casa de Zizurrena por donación de su hermano Martín mayor. Recordemos que Guillem Marchueta residía en ella en 1646 (Ver historia de Martxuetarena). Tras pasar a ser dueños de la casa, habrían adquirido la condición de vecinos. En coherencia con este hecho, encontramos que en el recuento de gentes de armas de noviembre de dicho año, Marín figura como habitante, no como vecino.  

Así llegamos a 1674, año en que los cofrades de San Salbador vendieron una pieza a su convecino Juan Ciriza. Aparecen en la lista de cofrades Martín Cizur menor y Martín mayor. Este último sería el dueño de Martxueta.  

Importante documento de 1677. En él se recuerda que los padres de Martín, García y Gracia, en su día tomaron un censo para comprar la casa donde vivían Martin y Joana, hipotecándose por 289 ducados y 10 tarjas, censo que seguía sin luirse. Se detallan los afrontes de la casa de Zizurrena: casa de la abadía, una casita de la capellanía del difunto licenciado Lizasoain y el camino a la iglesia. También se mencionan la huerta y otros bienes. Finalmente, se citaba a Jerónimo, hijo y heredero de los deudores.  

En 1677 los padres de Joana terminaron de pagar su dote, dándoles la correspondiente carta de pago.  

El apeo de 1678 nos muestra a los dos Matín Cizur, el mayor, dueño de Martxuetarena y el menor que vive en la casa de su apellido.    

En 1679 Martín y Joana compraron la casita contigua a su vivienda. Era de la capellanía del licenciado Lizasoain, ya se ha dicho, y se usaba como pajar. Pagaron 20 ducados a censo teniendo que hipotecar sus bienes de los cuales hicieron el correspondiente rolde. En él aparece la casa de Zizurrena afrontada con la citada casita, la abadía y el camino de la iglesia. Se necesitó autorización del obispado. Recordemos que los patronos de la capellanía eran Jeronimo Elso, el palaciano; D. Juan Martinez Artazcoz Ciriza, vicario de Azagra, Miguel Remon de Artazcoz y Martin Perez de Artazcoz. 

En un ajuste de cuentas de casa Remonena en 1679, se recordaba que Martin había sido arrendatario de dicha casa desde 1665 hasta 1675.   

En 1681 Martín era jurado del pueblo cuando tuvo que intervenir en un asunto sobre la casa abacial que los vecinos habían adquirido a Pasqual Ochoa de Olza.  

Martín y Juana fallecieron antes de 1691, año de la boda de su hijo y heredero Jerónimo, en cuyos contratos aparecen como difuntos.

3ª. Generación

Geronimo Cizur Sarasa, Bautizado en la Trinidad de Arre el 15 de marzo de 1669. Se casó en 1691 con Juana María Albeniz Estenoz, natural de Salinas de Oro, hija de Martín y María. Los contratos matrimoniales los hicieron en Salinas, el cuatro de marzo de dicho año ante Martín Perez de Artazcoz. Jerónimo heredó la casa de Zizurrena, que lindaba entonces con corrales propios, abadía y camino de la iglesia. También heredaba una casa en Etxauri, enfrente de la de Andresena y otra en Izkue, junto a una de Remonena. Fueron padres de:

  1. Juana Fermin Cizur Albeniz, bautizado en Artazkoz el 13 de julio de 1692. 
  2. Martín Joseph Cizur Albeniz, bautizado en Artazkoz el 7 de octubre de 1696. 

Este año de 1691 los herederos de casa Iturrikoa, Juana Sarasa Sarasa y su marido Joseph Zenoz llegaron a un convenio con los amos viejos Joanes Sarasa y Antonia Herice (padre y madrastra de Juana). Al asumir la herencia de la casa, también se hacían cargo de las deudas de sus parientes de casa Zizurrena. Seguramente esto era una consecuencia de la reclamación antes comentada de Juana Sarasa a los dueños de su casa nativa de Iturrikoa.  

Las deudas de Zizurrena debían continuar. En 1692 Pablo Perez de Artazcoz exigió la ejecución de una deuda reclamando en pago ña casita pequeña (corral) y algunas piezas. 

En 1693 fue nombrado regidor del pueblo, junto con el dueño de Antoki, Joseph Oreyen. Contra el nombramiento de este último hubo pleito al reclamar Martin Orzaiz, dueño de Machinena, su derecho. Los vecinos rechazaron la petición ya que, según ellos, Orzaiz no era vecino.  En 1694, en el arriendo de hierbas, figuraba Jerónimo como tejedor.  

En los últimos años de esta década debió morir Jerónimo Cizur y en 1700 su viuda Joana María Albeniz repitió matrimonio con Fernando Goñi Mendia, nacido en Izkue entre 1661-1665, hijo de Joanes Goñi Muru menor y  Graciosa (Izcue) Mendia Iturgaiz, dueños de casa Mendienekoa de Izkue. El padre, Joanes Goñi Muru, procedía de casa Donpedronekoa del mismo lugar.

Los contratos los hicieron el tres de mayo de 1700 ante Martín Perez de Artazkoz. Recordemos que Joana del primer matrimonio tenía dos hijos, Martin y Juana Cizur Albeniz. Como era tradicional, en este segundo matrimonio ajustaron la boda de uno de los hijos de Joana con un sobrino/a de Hernando. Se cita la casa Sansolena de Izkue, desconocida hasta la fecha, que bien pudo ser el nombre durante algún tiempo de Amunarrizenekoa. Joana María hizo inventario de los bienes de su difunto marido que aportaba al nuevo matrimonio. Figuraba la casa Zizurrena afrontada con la abadía y el camino de la iglesia, pero no se cita la casita o corral antes mencionada. También aparecen algunas heredades procedentes de casa Iturrikoa, de donde procedía la suegra de Joana (seguramente las obtuvo por el pleito de 1680). Hay una interesante lista de topónimos, casas, etc. de Izkue y Artazkoz. 

En 1703 Fernando era regidor, apareciendo en varios documentos, entre los cuales se encuentra la gestión de la plantación de viñedo por la cendea.  

En 1706 encontramos la lista de gente de armas entre 16 y 60 años, lista por casas: en la de Zizurrena aparece Fernando. Al año siguiente, 1707, era de nuevo regidor, cuando se hizo el reparto de soldados de los cuatro tramos. Estaban en plena guerra de Sucesión. Al año siguiente le encontramos en un batzarre sobre un convenio para guardería de piezas y viñas.

En 1712, era otra vez regidor, cuando tuvieron que nombrar nuevo sacristán en la persona de D. Juan Arraiza, clérigo de menores órdenes, natural de Zabalza.   

En 1717 Fernando, su mujer Joana y su hijastro Martín Joseph Zizur vendieron la casa que tenían en Etxauri a María Munarriz, viuda de Miguel Loiola (Etxauri).  

En 1727, según un documento de 1734, Fernando y su hijastro Martín Joseph otorgaron una escritura en la que declaraban que Martín Ilzarbe, dueño de Mendienekoa de Izkue, había ofrecido a Fernado dote de 70 más 20 ducados. Al casarse Martín Joseph, su padrestro Fernando le donó loa 20 ducados. En ese año de 1734, Miguel Larumbe, entonces dueño de Mendienekoa, terminó de pagar recibiendo el fin de pago. Para ese año 1727 ya había fallecido Joana María

4ª. Generación

Martín Joseph Cizur Albeniz. Se casó en 1719 con Francisca Josepha Larumbe Villanueva, bautizada en Ibero el dos de septiembre de 1691, hija de Juan Miguel y María Petronila, dueños de casa Aldabarena (actualmente Izu o Sebastián) de dicho pueblo. Hicieron los contratos el 23 de enero del mismo año ante el escribano de Hiriberri Martín José Aguinaga. Como curiosidad, mencionar que esta casa de Aldabarena estuvo arrendada por un sobrino de Francisca Josepha a Pedro Arraiza y a su hijastro Juan Artázcoz, vecinos de Izcue (casa Ramonekoa).  Fueron padres de:

  1. Juana María Cizur Larumbe, bautizada en Artazkoz el 4 de febrero de 1720. 
  2. Simon Cizur Larumbe, bautizado en Artazkoz el 28 de octubre de 1723. 

En 1723 hubo elección de abad en la ermita de San Salbador, apareciendo Martín Joseph como cabeza de familia de Zizurrena. Nombraron a D. Josph Ziriza, natural del pueblo. Ya hemos dicho que Martín Joseph figuraba como vecino en la compra de una casa para abadía.   

En el apeo de 1727 Martín Joseph Cizur era el dueño de casa Zizurrena.   

En 1732 conducción de boticario por parte de la cendea, en cuyo gobierno era representante del pueblo Martín Joseph. Contrataron a Pedro Galar, maestro apoticario de Aldaz, contrato que se extendía hasta 1739.  

Nueva elección de abad en 1736, puesto al que aspiraba el vecino D, Manuel Mendigaña, dueño de Loperena y clérigo de primera tonsura. Partició Martin Joseph por Zizurrena. En este mismo año aparece también en el acuerdo de plantación de viñas por parte de la céndea.

En 1645 era representante del pueblo en la céndea cuando nombraron médico a Juan Felix Echalecu.

5ª. Generación

(Llegan los Lezeta)

Juan Joseph Lezeta Eleta, bautizado en Izkue el 6 de febrero de 1724, hijo de Lucas y María Catalina, dueños de Saltxitorena. Estos, al menos en 1727, figuran viviendo de alquiler en casa Iturrikoa. Juan Joseph se casó en primeras nupcias en Artazkoz en 1744 con Maria Josepha San Martin Aldaz, natural de Zuasti, hija de Bernardo y Josefa. Hicieron los contratos matrimoniales el 8 de junio de dicho año ante el escribano Joseph Esparza. Estuvieron presentes por parte de María Martín Joseph Zizur y su mujer Francisca Larumbe, dueños de Zizurrena parientes lejanos de los contrayentes (descendían de los Sarasa Ibero de Iturrikoa). Así que, al no tener hijos (habrían fallecido los dos que tuvieron), les donaron la casa y hacienda a partes iguales. Fueron padres de:

  1.   Juan Martin Luis Lezeta San Martin, bautizado en Artazkoz en el 9 de septiembre de 1745. (8)
  2.    Bernardo Luis Lezeta San Martin, bautizado en Etxauri.

Tras fallecer Maria Josepha San Martin, Juan Joseph contrajo segundo matrimonio con Josepha Sagues Muzquiz, natural de Eguillor hija de Joseph y Maria Juan. Fueron padres de:

  1.  Juan Salvador Lezeta Sagues, bautizado en Artazkoz el 25 de febrero de 1759
  2.   Maria Francisca Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 5 de marzo de 1764. 
  3.  Juana Paula Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 2 de febrero de 1768.
  4.  Juana Martina Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz. Se casó en 1785 con Miguel Joseph Zarranz de Lete. 

En 1748 los amos jóvenes y los viejos hipotecaron la casa para pedir un censo a su madre Catalina Eleta y a su hermana y cuñado, Michaela Leceta y Francisco Martín Zenoz, dueños de Iturrikoa

Hay poca documentación de esta pareja en los años siguientes. Es extraño, pero no hemos encontrado la partida de bautismo del heredero Bernardo Luis. Sospechabamos que nacería en otro lugar, sospecha confirmada en sus contratos matrimoniales de 1785, donde se dice que era natural de Etxauri. En este pueblo había una rama de estos Lezetas.

En 1767 se planteó un conflicto entre los curas de la cendea y los vecinos a cuenta de lo que debían cobrar por asistir a los entierros. Los clérigos amenazaron con ir a la huelga si no cobraban 12 reales. El gobierno de la cendea tuvo que abordar el problema, siendo Martín el representante del pueblo. Solicitaron un dictamen a un abogado, para saber a qué atenerse.

En 1773 figuraba en un batzarre que trató la petición de vecindad forana por parte de Martín Francisco Vidaurreta marido de Maria Xaviera Larragueta Ochoa de Olza. Esta se consideraba dueña de una casa en Artazkoz conocida como de Larraguetanekoa, lo que negaban los vecinos, diciendo que la casa estaba en posesión del cabildo de San Saturnino de Iruña, quien se apropió por impago de un censo de los Larragueta.  

En 1790 trataron del arreglo de puente gravemente dañado por las riadas y construir una borda concejil para lo que acordaron pedir censo de 200 ducados y roturar 100 robadas de monte junto a la muga de Sarbil.  

En el proceso finalizado en 1792 sobre el derecho de paso del ganado de Artazkoz hacia Andia por Sarbil, también intervino Juan Joseph.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los Lezeta, o Perez de Lezeta.  Ya se ha dicho que procedentes de Ulibarri-Arana (Alava) aterrizaron en Eriete al comprar el canónigo Pedro Perez de Leceta el palacio hacia 1595. Un Francisco Perez de Lezeta, nacido en Eriete hacia 1600 se casó con Maria Erroz (o Urroz), procreando a Martín Perez de Leceta Erroz, nacido en Eriete, casado hacia 1675 con Maria Belascoain Ibero bautizada en Izkue en 1650, hija de los dueños de casa Belaskoenekoa. En esta época estos Lezeta cultivaban las tierras del palacio de Eriete, cuyo dueño era su pariente D. Juan Francisco Perez de Albeniz y Vicuña. De este último matrimonio nació en 1677.

Martín y María fueron padres de Lucas Lezeta Belascoain, probablemente nacido en Eriete. Lucas se casó en Izkue con Maria Catalina Eleta Ibarra, nacida en Izkue en 1688, Fueron fueron dueños de casa Saltxitorena de Izkue, pero residieron en casa IturrIkoa, cuyo propietario era Juan Zenoz Sarasa. Estos fueron los padres del citado Juan Joseph Lezeta Eleta que pasó a Artazcoz.

Una hermana de Juan Joseph, Maria Josepha Lezeta Eleta, se casó en 1732 con Pedro Juan de Artazcoz Zudaire, nacido en Artazcoz en 1710, hijo  los dueños de casa Aizkorberena. Mariá y Pedro fueron dueños de Ramonekoa de Izkue.

Esta rama de los Lezeta en Izkue continuó en casa Iturrikoa y Ramonekoa. En la historia de estas casas se encontrarán más datos sobre esta familia.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

6ª. Generación

Bernardo Luis Lezeta San Martin, bautizado en Etxauri, hacia 1754. Casó en Artazkoz el 14 de mayo 1781 con María Phelipa Sagues Ziriza, nacida en Eguillor en 1759, hija de Simón Sagues Muzquiz (Eguillor) y Bernarda Ziriza Garriz (Bidaurreta), dueños de casa Betikoetxea.  

Hicieron los contratos matrimoniales el mismo día de la boda ante Juan Fermín Huici. En ellos se dice que Bernardo era natural de Etxauri. Bernardo heredó Zizurrena. Se menciona a su hermano Juan Martín, ermitaño en San Bartolomé de Olza, a quien deben de mantener, alimentar y vestir. De sus hermanastros, solo aparece Juana Martina, soltera. Fueron padres de:

  1.  Mª Josepha Margarita Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 26 de febrero de 1782.
  2. Juana Mª  Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 9 de diciembre de 1783.
  3. Juan Francisco Lezeta Sagues, bautizado en Artazkoz el 2 de abril de 1786.
  4. Juana Nicolasa Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 11 de septiembre de 1788.
  5. Mª Josefa Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 7 de abril de 1791.
  6. Juan Martin Benito Lezeta Sagues, bautizado en Artazkoz el 12 de enero de 1794.
  7. Juana Petronila Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 2 de junio de 1800.
  8.  Mª Josefa Lezeta Sagues, bautizada en Artazkoz el 7 de abril de 1791.

Por una venta de una casa que Juan Miguel Zenoz, vecino de Ibero, hizo en 1792 a Ciriaco Artazcoz, sabemos que todavía conservaba Zizurrena los restos de una casa en Izkue. La casita vendida afrontaba con una casa de Ramonekoa y el solar de la casa de Zizurrena de Artazcoz.  

En 1803 Bernardo era regidor del pueblo, participando en el pleito que sostuvieron contra la duquesa de Alba a cuenta de un supuesto derecho de esta a la exención de cuarteles.  

Entre 1806 y 1809 debió fallecer Bernardo Lezeta San Martín. Ese último año, su viuda María Felipa aparece en un convenio con el abad.  

Su medio hermana Juana Martina Lezeta Sagues se casó en Lete el 23 de mayo 1785 con Miguel Joseph Zarranz Yribarren de Lete, hijo de los dueños de Zamarginarena, casa que herdó.

7ª. Generación

Juan Francisco Lezeta Sagues. Se casó en Orkoien el 15 de enero de 1816 con Ramona Izcue Gorriz, nacida de Eriete en 1790, hija de Manuel (Eriete) y Joaquina (Berriozar). Vivieron en Artazkoz. Hicieron sus contratos matrimoniales el mismo día ante el escribano Juan Bautista Lasaga. Juan Francisco heredó la casa que seguía afrontando con la de la abadía. Fueron padres de:

  1.   Maria Ysidora Lezeta Izcue, bautizada en Artazkoz el 26 de enero de 1817.
  2.  Pablo Hilarion Lezeta Izcue, bautizado en Artazkoz el 23 de octubre de 1823.
  3.  Josef Maria Lezeta Izcue, bautizado en Artazkoz el 26 de noviembre de 1824.
  4.  Francisco Lezeta Izcue, bautizado en Artazkoz el 22 de agosto de 1827.
  5.   Lorenzo Lezeta Izcue, bautizado en Artazkoz el 22 de agosto de 1827.

En 1812 Francisco ya era regidor del pueblo. Recordemos que su padre ya había fallecido, por lo que ejercería de cabeza de familia.  

En 1818 compró un lote de tierra a su vecino Pedro Barrena. Este había adquirido al pueblo 83 robadas de yermos y quería sacarlos a la venta, pero no las podía vender a forasteros. Así que las compraron entre diferentes vecinos, en lotes de 5 robadas. Las piezas estaban em Berdelin, Morta, monte, etc.  

Juan Francisco fue regidor del pueblo en 1828 (este año les tocó nombrar nuevo abad a Arizala) y 1835. En este último año estuvo preso en la cárcel de Iruña/Pamplona por causas que desconocemos.  

En 1827 hubo un proceso en el que Ramona denunció a una tal Estefania Zubiría por el robo de una camisa de su marido, cuando estaba tendida en una pieza del palacio. Intervinieron varios vecinos, entre ellos su marido Juan Francisco que dijo ser de 40 años. Estefanía, casada con Antonio Acedo, al ser insolvente, tuvo que pasar 15 días en la cárcel del pueblo.

En 1828, además del nombramiento ya mencionado de abad, participó en los batzarres que trataron de la pesada carga derivada de las deudas de la guerra.  

En 1835 era regidor del pueblo y diputado de la céndea.  

Todos estos años los asuntos del pueblo se centraron en hacer frente a los gastos generados por las sucesivas guerras: búsqueda de censos, prórroga de los mismos, venta de bienes (piezas, hierbas, etc), etc. A Francisco, como un vecino más, le tocó asumir estas cargas en 1836 y siguientes años.  

En 1838 vendió a Javier Fernandez Barrena, maestro de primeras letras, un descubierto y huerta, descubierto que afrontaba con la casa abacial y la calle.  

En 1840 era nombrado alcalde del pueblo y representante en la cendea.  

Su hermana Juana Nicolasa Lezeta Sagues se casó en 1820 con Francisco Ramón Remirez de Sagues Urdanoz, nacido en Azanza.

8ª. Generación

Josef Maria Lezeta Izcue. Se casó en Artazkoz el 23 de febrero de 1846 con Maria Victoria Celestina Ciganda Zunzarren natural del mismo lugar, hija de Pedro Miguel (Orkoien) y Josefa Antonia Magdalena (Artazkoz). Hicieron sus contratos matrimoniales en Asiain ante el escribano Goyena. Josef heredó la casa de Zizurrena que afrontaba con la abacial. Fueron padres de:

  1.  Jose Apolonio Lezeta Ciganda, bautizado en Artazkoz el 9 de febrero de 1847.    (14)
  2.  Juan Celestino Lezeta Ciganda, bautizado en Artazkoz el 6 de abril de 1851.
  3.  Ursula Eugenia Lezeta Ciganda, bautizada en Artazkoz el 21 de octubre de 1854.
  4.   Maria Eugenia Lezeta Ciganda, bautizada en Artazkoz el 3 de marzo de 1858.   
  5.   Maria Josefa Quintina Lezeta Ciganda, bautizada en Artazkoz el 31 de octubre de 1860.
  6.    Claros Eugenio Lezeta Ciganda, bautizado en Artazkoz el 13 de agosto de 1866.    
  7.    Claros Felix Lezeta Ciganda, bautizado en Artazkoz el 13 de agosto de 1866.   
  8.    Josefa Lezeta Ciganda, bautizada en Artazkoz? en 1867.

A partir de 1848 aparece Josef como amo de la casa en los batzarres. Muy probablemente su padre habría fallecido algún año antes. Los asuntos siguen siendo los mismos: gastos de guerra, censos, deudas, venta de bienes, etc.  

Maria Victoria Celestina Ciganda murió el tres de junio de 1883.  

En 1885 se produjo la venta de las casas y bienes de los Barrena a Cabodevilla. Aparece una pequeña casa de Barrena afrontada con la de Zizurrena. La misma casa figura en 1898 en el inventario de bienes de Joaquín Cabodevilla y su mujer Ramona Loidi.  

Josef María falleció el 10 de marzo de 1906. 

9ª. Generación

Maria Eugenia Lezeta Ciganda. Se casó el 9 de julio de 1883 en Iruña con Blas Urtasun, nacido en Lerín en 1857. Fueron padres de:

  1.      Jose Urtasun Lezeta, bautizado en Artazkoz. en 1884.
  2.       Eleuterio Urtasun Lezeta, bautizado en Artazkoz?
  3.       Domingo Urtasun Lezeta, bautizado en Artazkoz.
  4.       Basiliso Urtasun Lezeta, bautizado en Artazkoz.
  5.       Leandro Urtasun Lezeta, bautizado en Artazkoz.  
  6.       Antonio Urtasun Lezeta, bautizado en Artazkoz.

Al finalizar el libro de bautismos del Archivo en 1883, no podemos asegurar si nacieron todos en Artazkoz. Habría que consultar el libro actual.

María Eugenia murió en 1939 y Blas en 1925.

En cuanto a sus hermanos: Jose Apolonio Lezeta Ciganda, se casó en Orrio en 1872 con Blasa Martina Babace Yoldi, nacida en Unzu. Vivieron en Orrio; Claros Eugenio Lezeta Ciganda se caso en Makirriain el 22 de febrero de 1893 con Elena Sorbet Munarriz nacida en casa Etxeberrikoa de Makirriain, lugar en el que vivieron; Claros Felix Lezeta Ciganda se casó en Muru Astrain en 1891 con Eleuteria Munarriz Lacunza, nacida en Astrain en 1863.

Con esta generación desaparece la familia del pueblo.

10ª. Generación

De esta genaración, la última nacida en el pueblo, hemos encontrado datos de:

Jose Urtasun Lezeta. Se casó con Isidora Olasagarre Portu. Vivieron en Makirriain (Ezkabarte) y Aldaba, donde José falleció en 1960.

Domingo Urtasun Lezeta. Se llamó de Capuchino Fray Isidro de Artazcoz. Como misionero viajó a Cina, a la misión de Pmgliang (provincia de Gansu) en 1931, embarcando dicho año en Barcelona, junto con varios compañeros de la Orden. Domingo (alias Isidro) figuraba como  maestro en albañilería y carpintería. Su aventura china duró 20 años, hasta 1952 en que el gobierno de Mao los expulsó de la misión de Kansu (actual provincia de Gansu), después de haberles sometido a un prolongado y  duro martirio (según el Diario Navarra de 22/07/1952). Desde 1952 hasta su fallecimiento en 1963 Fray Isidro vivió en Pamplona donde ejerció el oficio de limosnero. ¿Habría visitado su pueblo en alguna de sus salidas limosneras?

Leandro Urtasun Lezeta. Se casó con Lucía Armendariz, natural de Eguillor. Falleció en 1989.

Antonio Urtasun Lezeta. Se casó con Felisa Orella Iñurrieta. Tuvieron siete hijos: Asunción, Josefina, Lourdes, Pilar, Joaquin, Javier y Carlos. Falleció en Pamplona en 1982.

Como se dice en el texto, la casa principal de Zizurrena tuvo un anexo, una casita o corral, que más tarde la vendería a los dueños de Cabodevilla. Abajo foto de 1930.